¿Democracia real? El 22 de mayo, la mayoría de Laciana no habló

Revisando los resultados de las elecciones municipales del 22 de mayo de este año 2011 en Villablino (municipio que, a nivel administrativo y por tanto, electoral, engloba a todos los pueblos del Valle de Laciana) nos encontramos una paradoja muy común en esta sociedad: la mayoría del censo electoral no ejerció la democracia. Quizás ya no nos la creemos, quizás las opciones que hay ya no nos convencen, quizás no sentimos que el “ejercicio democrático” vaya a conseguir que nada vaya a mejor.

El caso es que en Villablino, las elecciones no las ganó el PSOE, sino la abstención. Del censo electoral (8781 personas), más de la tercera parte (33,49%, 2941 personas) no votaron. Es más, sumando los tres principales partidos del municipio (PSOE, IU y PP), apenas superan el 53% del total de población censada para votar (hay que recordar que los porcentajes de voto a cada partido que se reflejan en los escrutinios hacen referencia al total de votos contabilizados, es decir, sin tener en cuenta las abstenciones).

Calculando el porcentaje de votos que recibió el partido que “ganó” las elecciones de Villablino, el PSOE, nos da un 22,5% (1975 votos de un censo de 8781), ¡un tercio menos que la abstención! ¡La abstención atrajo a 1.000 Lacianieg@s más que el principal partido!

Desde el 15M creemos que éste es un síntoma muy claro de la falta de confianza que a tod@s nos generan los partidos políticos hoy en día. Además, nos parece hipócrita hablar de que se está haciendo democracia mientras se obvia que hay un mayoritario descontento social con la misma. Es por eso que desde mayo hemos salido a las calles a mostrar nuestra indignación y a construir por nuestros propios medios lo que los políticos no están sabiendo lograr: un presente y un futuro digno, para nosotr@s y para l@s que vengan detrás.

Durante la acampada se harán Asambleas abiertas en todos los pueblos del valle, no sólo para debatir acerca de los cielos abiertos y de alternativas económicas de futuro reales para la zona, sino para que tod@s l@s vecin@s de Laciana puedan unirse para cambiar esta realidad con la que están descontentos, como ya expresaron la mayoría de ell@s el 22 de mayo.