A l@s participantes de la acampada S.O.S. LACIANA

¡Hola compañer@s!:

El pasado fin de semana recorrimos los pueblos de la zona para repartir en mano y en buzones el “Comunicado a l@s vecin@s y vecin@s de Laciana” que podéis leer en www.soslaciana.org. Este aclara que una de las esencias de la acampada será generar un debate abierto que permita construir un futuro económico real para la zona.

La difusión fue muy positiva, pues permitió seguir relacionándonos, comprendiendo y aprendiendo con l@s vecin@s de Laciana, y observar la diversidad de reacciones ante esta convocatoria. Así, much@s lacianieg@s se mostraron muy animad@s por la importancia de esta acampada para que se oiga la voz de los sin voz, aquell@s que por miedo a las presiones y a la coyuntura vigente no se atreven a expresarse libremente.

A otr@s, un factor que les preocupaba era qué tipo de personas acudirían a la acampada, debido a la desvirtualización sufrida en el 15M por parte de los medios de comunicación. Es por ello que es muy importante difundir el espíritu de la acampada: un espacio en el que tod@s l@s participantes se implicarán activamente en la organización, en el contenido, en la convivencia, en su integración y sostenibilidad en la naturaleza, y, sobre todo, en la interrelación respetuosa y dinámica con la totalidad de los habitantes del valle, para compartir, aprender, y construir conjuntamente un futuro mejor para Laciana, sus habitantes, sus montañas y nuestra naturaleza.

Para ello, durante toda la acampada estaremos realizando hacenderas (trabajos comunales) en el pueblo, para responder a ese apoyo que nos brindan; dinamizaremos asambleas y debates en todos los pueblos de la zona, participaremos en infinidad de talleres de oficios tradicionales, de modelos de autosuficiencia y vida rural y conectaremos luchas en defensa de la tierra de todo el mundo.

Todo ello para hacernos conscientes de que el problema de Laciana es el problema de este planeta: que el poder del dinero sobrepasa el poder de una vida digna y de una tierra viva.

Con respeto, dignidad y apoyo muto lograremos todos esos objetivos.